Columnas

«Monokoi» la deuda que tenía Camilo Sánchez con él mismo

Camilo Sánchez es músico y productor, un artista colombiano que desde hace muchos años ha dedicado su vida a la música. Actualmente vive en Los Ángeles y desde Noviembre de 2020 ha venido destapando canciones de su nuevo proyecto personal «Monokoi», hablamos con él y nos recomendó escuchar «Salto al vacío» su reciente lanzamiento a cualquier hora del día, para ponerse en mood chill, buena vibra, con un traguito frente a la playa y con buena compañía.

Según Monokoi, no hay mejor forma de ser agradecido con la música que escuchar una canción y de inmediato recordar algo, transportarse a un momento de la vida. «Las canciones son un viaje en el tiempo y que la gente se conecte con lo que hago es la mejor gasolina para seguir creando».

Dale Play a «Salto al vacío» y sigue leyendo…

Lectora de Tracks: ¿Quién es Camilo Sánchez como persona y como artista?

Monokoi: Hablar de uno mismo es algo que siempre cuesta. Podría decir que hoy después del largo camino en la música me he vuelto aún más estricto con el calendario y los deadlines para todo. Sin duda es bueno dejarse sorprender y fluir con lo que llegue, pero la planeación es clave para todo en la vida. De ahí sale un poco Monokoi, como una deuda que tenía conmigo mismo, y esta segunda canción «Salto Al Vacío», enmarca un poco todo esto, el tiempo, el reloj, hacer las cosas ya y dejar de aplazar las vainas que uno quiere. Como artista vivo absorbiendo los sonidos que escucho y mutando entre todas esas texturas infinitas que este bonito oficio nos da. Soy amante de escuchar música nueva todos los días, de leer cosas nuevas y de seguir descifrando cómo funciona esta rueda del arte ligado al negocio de la música. No es una tarea fácil porque todos los años cambia, y cada vez más rápido. El tema de la pandemia nos puso a pensar a todos qué carajos estamos haciendo no solo con nuestra vida sino con este planeta.
LT: ¿Cuál es la intención de tú propuesta musical y qué mensaje quieres llevar con tus canciones?
M: La intención es hacer canciones, mostrar un poco esa faceta de compositor y productor que sigo explorando desde hace varios años y pues ahora parado frente al micrófono. Siempre he dicho que soy un man de estar en bandas, co-crear y trabajar en equipo con otros artistas es algo invaluable. Sin embargo, cuando el barco tiene varios remos, a veces es difícil girar en la misma dirección. Aquí estoy solo, a veces siento que ando más rápido, pero también se siente la soledad, que igual está bien. Con estas dos primeras canciones he querido poner unas letras algunas veces abstractas otras más directas con palabras que invitan sin duda a una reflexión personal. La música al final es subjetiva y cada quien entiende la letra de una u otra forma. Quiero que la gente se conecte con las letras y el mood.
LT: ¿Cuál es la historia de tu reciente lanzamiento «Saltó al Vacío»?

M: La historia de Salto Al Vacío viene un poco de mi intención de irme a vivir fuera de Colombia hace varios años y aplazarlo un par de veces. Al inicio no tenía suficiente dinero para hacerlo porque salir del país siempre cuesta y en su momento pues no tenía el dinero suficiente en mi bolsillo. Luego pasaron otras cosas bonitas que me seguían cambiando el plan de irme; apareció Divagash, Diamante Eléctrico, empecé a girar con ellos y por supuesto es algo que como músico uno siempre sueña, viajar por el mundo tocando. Luego aplacé irme a Londres por el proyecto de mis amores, Monitor. Al final veía como pasaba el tiempo y decía mierda, si no hago esto ya no lo voy a hacer. Y literal fue saltar al vacío, dejar todo atrás, empacar en dos maletas un par de cosas, guitarra al hombro y montarse en un avión.

LT: ¿Qué sonidos exploras en la canción?
M: Desde hace varios años he sido un curioso del sonido y eso me ha llevado a estar inmerso dentro los pedales de efectos, los sintetizadores, los samples y los drum machine. Esta canción tiene todo eso y sin duda también tiene las influencias sonoras de estos últimos años y de vivir en una ciudad como Melbourne y ahora en Los Angeles. Conceptualmente quise crear un personaje visual y sonoro para cada track. En «Abre Los Ojos y Grita», la primera canción que lancé en 2020, grabé con mi celular los sonidos de varias estaciones del tren en Melbourne y los puse dentro de la canción, visualmente el video conecta toda esa historia. En «Salto Al Vacío» el personaje es el reloj. Cuando estaba componiendo la canción estaba jugando con unos sonidos de las manecillas de reloj. Las aceleré, y desaceleré con el ritmo del beat y luego llegó el groove del bajo. El video también recrea ese personaje del tiempo y lo hicimos con mi flatmate Rick Perez, un fotógrafo y artista californiano quien tiene un ojo y una sensibilidad increíble y ha estado conmigo en toda esta parte visual desde el inicio de Monokoi.
LT: ¿ «Abre Los Ojos y Grita» y «Salto al vacío» harán parte de un EP?
M: Hacen parte de un disco que espero sacar antes de que acabe este año. Tengo canciones bien diferentes, un nómada explorando sonoridades. Sigo componiendo y produciendo en mi home estudio, y aprendiendo cada día más cositas alrededor de sentarse frente a un computador. Estoy trabajando también junto a un gran amigo y crack que también vive en LA, Andrés Rebellón quien ha mezclado estas dos primeras canciones de Monokoi y con el que hemos compartido historias musicales desde que estudiamos juntos música en Bogotá.
Escucha «Abre Los Ojos y Grita» y suscríbete al canal de Youtube de Monokoi:

¿Te gusto mi contenido musical? deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *